domingo, 9 de diciembre de 2007

EL SABOR DEL PAN 1

Tenía previsto comenzar el blog con una disertación bastante interesante sobre los berberechos, pero creo que no estoy en el mejor momento para ello, de manera que empezaré transcribiendo el contenido de mi space a mi blog. (Bueno, transcribiendo…copia-pega)
CAPÍTULO 1º.
El motivo por el que he tardado tanto es bien sencillo, no sabía de que escribir. Pero hoy he leído un blog de un amigo y he visto de lo que escribe, vamos que cualquier banalidad es buena para publicar, en su caso se ha puesto a hablar (Escribir) sobre zzz. Imaginar la cara que he puesto yo cuando lo he leído. Por lo que me he dicho, pues hala, tú también puedes hablar de banalidades y comentar los distintos sabores de pan que hay en el mercado; y a ello me dispongo, comienzo:

Está el pan de molde: el pan vago lo llamo yo, vamos ese pan que guardas en casa y no se pone duro de un día para otro y de esa forma te ahorras el ir a la panadería todos los días, y que decir tiene que a la hora de hacerte un bocata el pan ya está cortado, trabajo ahorrado. Ya sé, ya sé algunos diréis y- ¿el relleno que? - pues yo contesto que para eso se han inventado las bandejas esas con el fiambre ya troceado ¡que tampoco vamos a ponernos a trabajar troceando nosotros mismos el relleno del bocata! Pero cuidado, con este tipo de pan corremos el peligro de confiarnos y llegar un día para hacernos el sangüiche de turno y tomarnos un fabuloso bocata de hongos, porque eso sí, este pan, antes de ponerse duro le sale moho. También tiene el inconveniente del alambre, siempre se pierde; vamos que llegas tú con el pan a casa y dices-¡esta vez nada de nudos!- y a las dos horas ya has tenido que hacerle el nudo porque el dichoso alambre se a vuelto a perder. Y es que deberían ponerle un GPS o algo así. Y por último está el sabor de ese pan, da igual la variante (integral, normal, sin gluten, cuadrado, redondo, con forma de dibujo animado, etc.), este pan siempre sabe raro, quiero decir que su sabor es como si te comieras un caramelo de estos que refrescan, notas el halo del pan en toda la boca con un punto de vinagre y también, como el caramelo, se pega entre los dientes.
Bueno por hoy ya está bien, mañana seguiré con otro tipos de pan: la barra de mercadoña (he variado el nombre para no hacer publicidad gratuita ¡Si quieren publicidad que paguen!)

2 comentarios:

yo mismo dijo...

No es por fastidiar, pero he de decir que tu Blog parece (ahora mismo) un "encuentra los 10 errores" (a lo mejor son más a lo mejor son menos), por lo demás te doy la bienvenida al fantástico mundo de los Blogs (y no sé porqué me doy un poco por aludido en lo del Blog que escribe sobre cualquier cosa...)
no sé...no sé...

El aludido dijo...

sí,sí,sí; ya sé que tengo varios fallitos sin importancia y también sé donde hay 3 los otros 7 se han pasado por alto. Ya sé que va a sonar a excusa mala pero, el texto ha pasado por el corrector de mi procesador de texto. por eso conozco los otros tres(que ya corregiré en su debido tiempo)pero los 7 restantes ni idea, ya lo miraré mañana; ahora a publicar el capitulo 2 del pan